miércoles, 21 de mayo de 2014

Amigo imaginario.

Hola .! 
Hoy no les vengo a recomendar que vayan a leer ningún libro , o que se compren una novela o algo así .
Hoy les vengo a mostar algo que escribí y bueno me encantaría que lo leyeran y me dieran su opinión. 


Se llama Amigo imaginario . 



Una vez , sí una vez me preguntaron que era un amigo , al menos para mi .
Yo les respondí que para mi era un ángel . Todos me miraron como si estuviera loca , nadie lo podía ver pensé , quizás fuera eso .
A los pocos días se me ocurrió ponerle una sábana por encima , muy convencida de que esto funcionaría él sin chistar me acompaño y pasó caminando frente a todos . Noté que se reían y quizás era porque yo me encontraba hablando con una tela flotante . A los días me enteré que no era así sino que ya tenía una especie de cartel en mi frente o en mi espalda que decía :”Ríete de mi.”
Coloreando en mi casa una tarde de lluvia se me ocurrió pintar de colores a mi amigo , así todos podrían verlo . Y así fui y compré un montón de pinturas … Roja , verde, púrpura , anaranjada , todos los colores más bonitos de la ferretería . Y así con todos esos hermosos colores tinte a mi amigo de muchos colores , quizás sí ahora lo podrían ver . Me sentía feliz y él hacia todo sin dar su opinión , él se dejaba llevar .
Fui a enseñarles a mi amigo pero esta vez tampoco nadie lo vió .
Cansada y abatida de probar todas las semanas algo nuevo para que lo vieran me rendí . No quise que nadie más lo viera , poco a poco lo fui guardando todo para mi . Él no se aburría de escucharme cada tarde , ni se cansaba de verme llorar . Decía que cada lágrima es especial , que cada una de ellas es una preciada gota de cristal . Sí , eso decía que amaba mis lágrimas , ver como nacían en mis ojos y morían en las comisuras de mis labios , algunas de ellas resbalaban por mis mejillas y caían a un pequeño charquito que se formaba cada tarde cuando lloraba , el con mucha paciencia las juntaba , decía que si seguía llorando un día formaría un gran río , quizás un océano y que este nos distanciaría .
Pasaron los años , terminé mis estudios con buenas notas , me gradué y poco a poco veía como mi amigo se iba desvaneciendo , aunque nunca se quejó , nunca dijo que le dolía algo o algo similar . Él estaba allí y secaba mis lágrimas , él me escuchaba y nunca tuve tiempo de preguntarle que le sucedía . Aunque a medida que fui creciendo fui conociendo personas raras como yo , quizás aún más raras nunca podré olvidar su sonrisa .

Sí . Nadie nunca lo vió . Él era mi amigo imaginario , que poco a poco cuando fui creciendo se fue desvaneciendo , quizás nuestra historia no es la más larga del mundo ,quizás sí , quizás no lo pude conservar toda mi vida , pero aprendí que a pesar de los mayores dolores siempre hay alguien que esta para ti . Aprendí que la vida puede ser un abrir y cerrar de ojos y que sufrimos más de lo que sentimos .

Yo conocí a más personas y descubrí que no eran mis lágrimas lo que me distanciaron de aquel peculiar ser ,sino el poder de conocer personas nuevas . Quizás suene cursi pero lo extraño , y nunca lloré frente de él , solo eran lágrimas que él sabía que yo reprimía . Sí , nunca existieron todas aquellas lágrimas tan saladas como un vaso de agua del mar , solo existió la mejor amistad y conexión del mundo … LA DE LOS AMIGOS.!
Yo aún conservo su sonrisa , aún conservo cada lágrima que en algún momento le dí . 

Tamy♥ 

2 comentarios:

  1. "...decía que si seguía llorando un día formaría un gran río , quizás un océano y que este nos distanciaría" ¡Esto me encantó!
    Me quedé con ganas de que sea más larga, escribes muy bonito.
    Un beso :*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Fernanda .
      Quizás después la continue es que quería escribir un relato cortito nada más . Me alegra mucho de que te gustará :)


      Besos .
      Tamy♥

      Eliminar